¿Mi estado civil afecta a la recepción de prestaciones por desempleo en relación con los ingresos y las cargas familiares?

El estado civil impacta en la elegibilidad para las prestaciones por desempleo, particularmente en lo que respecta a las rentas y cargas familiares consideradas por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Para personas legalmente separadas o divorciadas, los hijos menores de 26 años o mayores con discapacidad que convivan con ellos y no tengan ingresos propios se consideran como cargas familiares. Esto también aplica si los hijos no conviven pero hay una obligación legal de manutención.

La separación de hecho, sin proceso legal de nulidad, separación o divorcio, mantiene la obligación de sostener las cargas del matrimonio, y tanto el cónyuge como sus ingresos continúan formando parte de la unidad familiar para el cálculo de prestaciones. Sin embargo, esta situación cambia si se inicia un proceso legal de separación.

En el supuesto de matrimonio, si su cónyuge tuviera hijos o hijas de otra relación y conviven con el matrimonio, formarán parte de la unidad de convivencia y podrán alegarse por usted como carga, siempre que sean menores de 26 años o mayores con discapacidad o sean menores en acogida, y cumplan el requisito de carecer de rentas superiores al 75 % del salario mínimo interprofesional.

Sin embargo, en el caso de las parejas de hecho, los hijos del compañero o compañera no se consideran cargas familiares ni se toman en cuenta sus ingresos para determinar las responsabilidades familiares.

Como excepción, en casos de violencia de género, el agresor no se considera parte de la unidad familiar para la determinación de las cargas familiares, y sus ingresos no se toman en cuenta.

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *